¿Por qué es importante tener un backup de datos y un plan de recuperación?

Hoy en día cualquier empresa cuenta con internet para su día a día, ya sea de forma interna, para la operativa diaria, para la comunicación con sus clientes o como piedra angular de su negocio, como sería el caso de un e-commerce. En cualquier caso, para las empresas la información y la gestión de los datos son elementos críticos, y a menudo requieren una elevada seguridad.

Por este motivo, y con independencia de si utilizamos servicios cloud o no, es indispensable tener un backup o copia de respaldo de los datos, además de un plan de recuperación en el caso de un imprevisto inevitable. De lo contrario, nos exponemos a una pérdida permanente de los datos, o a una costosa y larga recuperación que afectará a nuestra operativa diaria, a la relación con nuestros clientes y proveedores y, en definitiva, a los resultados.

1. Todos los datos son un objetivo

No importa si la empresa es un despacho de abogados, una clínica dental, una entidad financiera, un e-commerce o un supermercado online. Los virus, los accidentes y los hackers no discriminan, por lo que cualquier negocio es vulnerable. Muchos de estos ataques ni siquiera reportan un beneficio al ciberdelincuente, sino que lo hacen simplemente porque pueden. En cualquier caso, el daño ya estará hecho.

2. Perder los datos es más fácil de lo que parece

Quizás ni tan solo somos el objetivo de un hacker. Más de la mitad de los incidentes de pérdida de datos son el resultado de un error humano o un mal funcionamiento del hardware, que provoca la entrada de un virus al sistema de la empresa. Hay muchas situaciones cotidianas que pueden provocar esto: Un email dañino no detectado por la persona, una visita a una página web infectada, que incluso puede ser de un cliente o proveedor, mala praxis inconsciente por falta de formación sobre ciberseguridad…

3. El tiempo de inactividad es inevitable 

Sin los datos, será increíblemente difícil para los empleados trabajar. Imaginemos por un momento lo difícil que sería trabajar sin las aplicaciones comerciales, de facturación, de correo electrónico, sin los datos de pedidos, de productos o de los propios clientes… Si no contamos con una solución de recuperación, lo más probable es que tengamos que empezar de cero a compilar la información que hemos perdido.

4. Algunos datos son irrecuperables

Por desgracia, sin un backup o plan de recuperación algunos datos serán simplemente irrecuperables. Otro tema será si estos en concreto son críticos o no para nuestro negocio. Pero, en cualquier caso, estarán perdidos.

5. Perdemos datos, perdemos reputación

La pérdida de datos es un dolor de cabeza considerable. Pero, además, añadámosle el hecho de tener que comunicárselo a los clientes: Decirles que hemos perdido sus datos, sus pedidos… La pérdida de confianza será también inevitable, e incluso pueden llegar a sentirse irritados o molestos. En cualquier caso, afectará negativamente a la relación futura con ellos, especialmente si creen que no podemos proteger sus datos.

Abrir WhatsApp
¿Te ayudamos?