Qué es un ransomware y cómo proteger tu empresa

Podemos apreciar si leemos noticias de ciberseguridad, como los ataques por ransomware son uno de los más habituales que reciben las empresas hoy en día. Se trata de un malware muy peligroso que puede terminar con la actividad de la empresa totalmente bloqueada, impidiendo que puedan acceder a sus datos y sistemas al encriptar todos los archivos.

El ransomware por definición es un programa malicioso que encripta los archivos de un sistema, necesitándose una clave para poder acceder a los mismos. Es conocido como secuestro de datos pues los ciberdelincuentes piden un rescate económico (pagado en criptomonedas, habitualmente), para proporcionar los datos de carácter desconocido.

A continuación, veremos qué son los ransomware, cuáles son los tipos principales, y qué debe hacerse para estar protegidos ante este peligroso malware.


Ransomware: ¿cuál es su definición?

Un ransomware es un software malicioso que utiliza técnicas de cifrado para bloquear los archivos de los sistemas que infecta, impidiendo que los usuarios puedan acceder a aplicaciones y datos, pidiendo a cambio un rescate económico para proporcionar las claves de desbloqueo.

Cuando un sistema es infectado por ransomware, el acceso a los archivos presenta error al encontrarse encriptados. Además, se recibe un mensaje de los autores del ataque proporcionando las condiciones para facilitar las claves de descifrado o desbloqueo.

Es de desencriptados (normalmente una suma a pagar en Bitcoins u otras criptomonedas).


Tipos de ransomware 

El ransomware es un malware que ataca a los sistemas con métodos de cifrado avanzados. Dependiendo del tipo de ataque podemos considerar diferentes tipos de este programa malicioso.


Ransomware de bloqueo o cifrado

Se trata del tipo más peligroso de ransomware que aprovecha vulnerabilidades del sistema o ataques de robo de identidad (phishing) para infectar un equipo y cifrar sus archivos. Podemos identificar dos tipos diferentes de ransomware de cifrado:

  • Bloqueo de datos. Cuando son los archivos los que son cifrados y a los que se impide su acceso.
  • Bloqueo de sistemas. Se trata de bloquear la pantalla o la interfaz para que los usuarios no puedan acceder a sus datos o a las aplicaciones.

Scareware ransomware

Este tipo de software malicioso trata de engañar al usuario haciéndole creer que su equipo ha sido infectado y que se encuentra comprometido. Para solucionarlo, proponen la descarga de un software de protección especial, que si el usuario llega a instalar, funciona como un programa espía que roba datos y credenciales.


Cómo puedes proteger a tu empresa de un ataque ransomware 

Las empresas deben estar listas ante un ataque ransomware para poder reaccionar de forma adecuada, además de contar con las medidas de prevención y protección correspondientes.

Veamos algunas acciones que pueden implementarse para incrementar el nivel de seguridad de la empresa ante los peligros ataques por ransomware.

1. Protección contra los robos de identidad o ataques phishing

La protección contra este tipo de ataque malicioso es fundamental, pues suele ser una de las formas por la cuales los ciberdelincuentes acceden a los sistemas para infectarlos con el ransomware.

2. Actualización de sistema operativo y software

Tanto el sistema operativo como los programas que utiliza la empresa en su día a día deben estar actualizados a sus últimas versiones. De esta manera se eliminan vulnerabilidades o agujeros que pueden ser utilizados para realizar ataques maliciosos con ransomware.

3. Utilizar herramientas apropiadas de ransomware

Los programas de protección como antivirus, cortafuegos o antimalware son elementos muy importantes para evitar infecciones de este tipo. Instalar y configurar de forma correcta esta solución de seguridad evitará mucho de los ciberataques más peligrosos como el ransomware (manteniendo estos programas de protección siempre actualizados).

4. Implementar una política restrictiva de usuariosstrong>

Una forma de minimizar los riesgos de infección por ransomware es implementar una política de acceso de usuarios restrictiva. Con esto se evita que los usuarios puedan acceder a aplicaciones y datos que no necesitan para su actividad laboral, minimizando el riesgo de infección de virus y malware.

5. Disponer de un sistema de backup profesional

Las copias de seguridad son herramientas ideales para tener una garantía de recuperación ante ataques malware. Para ello el backup debe hacerse de forma periódica, automatizada y en servidores externos a la empresa, además de mantener distintas copias por si alguna llegase también a verse comprometida ante el ataque.

Gracias a las copias de seguridad se podrán recuperar datos y sistemas, y así volver a la actividad habitual de la empresa en caso de sufrir este tipo de ataques.

6. Otras medidas de control

También se pueden tomar otras medidas interesantes de protección ante ransomware como el uso de tecnologías de virtualización, accesos remotos a través de VPN, implementar bloqueadores de scripts…

 

Hemos hablado sobre un ataque ransomware, que es, sus tipos y qué hacer para estar protegidos. Las consecuencias de este tipo de ataques pueden ser devastadoras para cualquier empresa, impidiendo la actividad durante un largo periodo de tiempo.

Contar con los sistemas adecuados de protección, monitorizar los sistemas de forma proactiva y confiar en profesionales con experiencia en ciberseguridad, disminuirá los riesgos y permitirá reaccionar de forma adecuada (incluso antes de que ocurra el ataque).